miércoles, 9 de abril de 2014

Sombra aquí y sombra allá, maquillate, maquillate.... pero no olvides desmaquillarte!!!

Hola amig@s!

Tras varias peticiones, próximamente prometo hablaros sobre maquillaje y técnicas prácticas, pero antes es necesario hablar sobre la piel, y sus cuidados, ya que sin una buena base, nunca tendremos un buen resultado... 

Sería como pintar un cuadro sobre un lienzo en mal estado!

Y es que siempre centramos nuestra atención a lo más visible. Antes de salir invertimos un buen rato en el peinado, escoger la ropa, los zapatos, el perfume.... y como no, el maquillaje; por el contrario, cuando llegamos a casa enseguida nos ponemos cómodas, nos quitamos los ganchos del pelo y lo cepillamos, lavamos los dientes, quizá incluso una ducha, ¿porqué iba a ser menos nuestra cara?



Vamos a dar un repaso a las distintas partes y a la frecuencia con que deberíamos realizar cada paso para un correcto cuidado de la piel de nuestra cara.
Es importante que también des importancia a limpiar bien la piel, aunque no te hayas maquillado, ya que estarás eliminando la suciedad que se acumula de manera diaria, sudor, restos que dejamos con las manos...


1º.- Desmaquillar ojos y labios; son zonas delicadas, y precisan una crema especial para no irritar ni producir picor. Utiliza un disco de algodón para que te sea más cómodo, con movimientos descendentes. Recomendable cada día; Imprescindible cada vez que maquilles tus ojos.


2º.- Desmaquillar el rostro; se considera rostro a la zona que comprende desde la línea que dibuja el comienzo del cabello hasta el tórax. Utiliza crema limpiadora, y realiza movimientos circulares para frotar suavemente, así ayudas e extender el producto y a retirar la suciedad, y si lo haces en la dirección que muestra la foto, al mismo tiempo estás dando un pequeño masaje a tus músculos faciales. Recomiendo retirar la crema con una toallita húmeda, de éste modo siempre se consigue una limpieza más profunda. Recomendable cada día; Imprescindible cada vez que te maquilles.                                                  


3º.- Tónico facial; Sirve para mantener firme la piel, muy importante para evitar la flacidez. En éste caso la crema no se retira, y los movimientos serán como en la imagen de arriba (en éste caso la de la izquierda), extendiendo el producto, después puedes dar unos golpecitos muy suaves con las yemas de los dedos, así favoreces la absorción y ayudas a cumplir su función, tonificar. Recomendable siempre después de limpiar la piel.                                                                                                            

3º.- Contorno de ojos; Como ya he comentado, el ojo es una zona muy sensible, a la que si no damos una atención especial, pronto comenzará a mostrar esos signos que tanto odiamos, fruto del paso del tiempo, como son las arrugas y patas de gallo... Hay distintos formatos; crema y gel son los más comunes. En ambos casos aplicamos una pequeña cantidad de producto. Yo lo hago untando un meñique con una gotita, que luego comparto con el meñique de la otra mano, y lo aplico haciendo movimientos circulares muy suaves, desde el rabillo del ojo hacia el lacrimal (ahí deposito el producto), pasando por arriba de la ceja y me resulta muy relajante. Recomendable cada día. Puedes encontrar más específicos para el día, con efecto descongestivo y refrescante, o para la                                           noche, más preparados para nutrir la zona.                                                   

4º.- Crema hidratante;  Es el agua que la piel necesita beber para no estar seca. Puedes encontrar diferentes en el mercado (anti aging, piel seca, grasa, con sensibilidad, iluminadora...) lo ideal es una específica para tu tipo de piel. Debes aplicar una pequeña cantidad y extenderla como el tónico. Una vez la hayas extendido, deja la piel reposar y disfruta de su sensación. Imprescindible cada día.

5º.- Exfoliante; Es un "extra" muy importante, ya que aún llevando una correcta limpieza, la piel acumula un sinfin de células y sustancias que necesitan ser eliminadas de una manera diferente. En su fórmula contiene partículas que sirven para limpiar de manera profunda tu piel. Si te maquillas cada día, te recomiendo que lo utilices una vez por semana, aunque ésta frecuencia es relativa, según el tipo de piel y su sensibilidad. Cuando lo uses, hazlo después del paso 2, con los mismos movimientos, pero en éste caso debes hacerlo de una manera más enérgica.

6º.- Mascarilla; Es otro "extra" imprescindible después del exfoliante, aunque también puedes utilizarlo cuando te plazca, ya que tiene función calmante, a parte de las específicas según qué tipo uses. Se aplica antes del tónico, con sus mismos movimientos, dejándola actuar entre 10 y 15 minutos. Durante éste tiempo es muy normal que puedas sentir hormigueos, o algún picor, no te asustes! Después debes retirarla con ayuda de una toallita húmeda, realiza varias pasadas hasta eliminarla completamente. Personalmente me encantan las mascarillas naturales y arcillas (éstas últimas debes esperar a que sequen completamente) y también puedes cortar un par de rodajas de pepino para los ojos, pues tienen gran efecto tonificante.


Como habréis imaginado, en mi caso el cuidado de la piel es como un ritual completo. Me gusta poner una música especial, unas velas y una esencia agradable o incienso para crear ambiente... 
Más que un esfuerzo, se convierte en un momento muy agradable que estoy esperando al terminar el día. Y si tengo un día importante, lo utilizo a modo terapia para centrar mis ideas y abrir mi mente. 

Espero que le saques mucho partido!!! 

Si igual que yo, consigues todo un ritual, puedes contarme tu experiencia, y no dudes en preguntar lo que necesites. 

Gracias y hasta la próxima!!! ;p

lunes, 10 de marzo de 2014

Pelo perfecto; ¿con qué me estoy lavando el pelo?

Hola amig@s!!

Inauguro una nueva sección "Pelo perfecto" en la que, como profesional del cabello espero poder ayudaros con más de alguna que otra duda.

Hoy me gustaría darle especial importancia al cuidado del cabello, y a todo aquello que normalmente estamos usando para ello... ¿Realmente es tan bueno como pensamos?
Vamos a empezar hablando un poco sobre los ingredientes, ¿qué es lo que realmente hay dentro del envase? ¿está cumpliendo con su misión, o simplemente es un efecto óptico y a la larga tiene consecuencias?

Diariamente utilizamos un sinfín de productos químicos en nuestra higiene personal (pasta de dientes, jabón de manos, desodorante, gel de ducha, maquillaje, cremas, etc). Y no sé si os pasa como a mí, pero me marea tanto marketing a la hora de comprar...

Es mucha la oferta, con tantas marcas y gamas varias, con tal diferencia en precios, con tantas letras, colores y formas... una ya no sabe qué escoger y se deja llevar por su color llamativo, o un envase divertido, o simplemente por su olor... sin pararse a mirar realmente lo importante;

Si invertimos unos minutos y le damos la vuelta al envase, encontramos su composición, y el orden de cada ingrediente indica  la cantidad de éste; muchas veces la publicidad del producto nos dice contiene "oro líquido" y realmente sí está en su composición, pero en una cantidad tan insignificante que no merece la pena el dinero que estás invirtiendo en comprarlo...

Desde que soy más consciente sobre los componentes intento cuidar mucho la calidad y le doy mucha importancia a la reducción de las sustancias químicas, ya que cada vez mi piel se ha sensibilizado más hasta tal punto que cuando me lavo con un champú cualquiera, mi pelo no es el mismo, el volumen de la raíz se pierde enseguida y no me dura casi limpio, aparte de los picores y sensación de tirantez en la piel. Me van genial los que no contienen sulfatos y son más naturales, y noto como mi pelo y piel lo agradecen. Son un poco más espesos y con muy poca cantidad tengo suficiente, por lo que aunque al momento de comprarlo sea un poco más elevado su precio, como dura más tiempo el bote al final resulta ser mucho más económico...

Por otro lado, es imprescindible que te preguntes qué necesitas; cada persona tiene un cabello diferente, al que le le da un estilo y peinado distinto, hay a quién le gusta llevarlo siempre del mismo modo, y a quién le gusta ir cambiando; y un poco en función de qué quiero conseguir irá encaminada nuestra elección. Es muy normal que intentando contestar a mi anterior pregunta, tengas distintas necesidades. No pasa nada, primero empieza por lo más importante y poco a poco intenta completar.

Para poder saber qué necesitamos, es importante saber lo que tenemos y lo qué queremos conseguir.

Puedes hacer un pequeño análisis a tu cabello;
- Tipo; Fino o grueso
- Longitud: Muy corto, corto, media melena o largo
- Forma: Liso, ondulado o rizado; Natural, alisado químico o moldeado permanente.
- Color: Natural, teñido, con reflejos o mechas

También pensar en el peinado;
Si te gusta con volumen, o sin él, suelto o controlado, definido o natural...
Si lo dejas secar al aire o utilizas alguna herramienta; secador, difusor, plancha, tenacillas, cepillos, rulos...

Una vez recopilada toda ésta información ya tenemos las claves, ahora vamos a por ello...

Exfoliantes, champúes, acondicionadores, mascarillas, spray desenredante, tratamientos miles... (jijiji lo sé, suena cansino, pero necesario; poco a poco...)

Ahora veremos que no es necesario tenerlo todo en casa, pero cuándo el cabello lo pida, es imprescindible acudir a un salón de confianza a por una solución.
Cuanto más largo y rebelde sea tu cabello, más productos necesitarás.

El imprescindible para todo caso es el champú; depurativos, para cabellos coloreados, rizados, rubios, para volumen.... No olvidemos que su función es limpiar, pero si escoges uno específico también aporta determinadas sustancias que nos sirven de ayuda para su cuidado y peinado.

Acondicionador; muy importante para suavizar el cabello y facilitar el desenredado del cabello, lo neutraliza después de la fricción al lavarlo y aporta brillo. También los hay específicos como el champú. Suelen ser de enjuague, pero también los hay sin enjuague (spray o crema) aunque no son suficiente para cabello largo, se utilizan sobretodo para cabellos cortos y muy cortos, o de manera esporádica. Debe aplicarse siempre después de cada lavado.

Mascarilla; aporta hidratación y sella las escamas del cabello, evitando así la perdida de partículas de su interior. Un cabello sano refleja el brillo como un diamante. Encontramos una gran variedad que se resume en; para cabellos difíciles que aportan peso y para cabellos más finos, aportando fuerza; más concentradas y más ligeras. Su uso varía según la necesidad, mínimo 1 vez al mes si tu cabello es natural o poco dañado y un máximo de 1 vez por semana si tu cabello está muy dañado y/o tratado químicamente.

Exfoliantes; Oxigena la piel y el cabello, eliminando impurezas y células muertas. Se recomienda ocasionalmente, pero resulta muy necesario si utilizas con frecuencia productos de peinado con mucha fijación como laca, gomina o espuma para evitar que tu cabello tome un tono opaco y sin brillo.

Tratamientos capilares; pueden ser para la raíz del cabello (caída y grasa), la piel (caspa y sensibilidad), o para tratar el cabello desde su interior (reestructurante). Me gustaría destacar los tratamientos de proteínas, especializados en devolver al cabello aquellas partículas que se han perdido dentro del cabello; muy importante para el cabello fino, ya que recupera parte de su grosor y volumen. Éste tipo de tratamientos suelen realizarse en un salón especializado, según el deterioro se necesitan varias sesiones, y si el profesional lo considera oportuno se acompaña de un seguimiento en casa.


Pondré como ejemplo mi caso (ahora lo tengo bastante más largo, llega por los hombros, pero con la foto podéis haceros una idea); Mi pelo es fino, media melena, ondulado, natural con ligeros reflejos cobres en la punta. Me gusta peinarlo o liso natural, con volumen en la raíz, y sólo utilizo el secador; o rizado con mucho volumen con secador y difusor.

Como buena profesional y dado que mi cabello tiene distintas necesidades, no sólo uso una champú, sino que tengo varios que voy alternando; (si no puedes permitirte varios, usa el que más necesites, y de manera ocasional cámbialo)
- con proteínas: me ayuda a mantener la fuerza natural de mi cabello. Noto que el volumen me dura más y me ayuda a mantener las puntas, ligeramente decoloradas más protegidas.
- con aceites terapéuticos: me aporta antioxidantes, y elasticidad que necesito si quiero que mis ondas luzcan definidas todo el día
- equilibrante: para cuidar mi piel
Para acondicionar mi cabello utilizo o el correspondiente de aceites terapéuticos o uno expansor del volumen. Los dos son con enjuague y los uso después de cada lavado.
En el caso de las mascarillas sí voy a dar nombre y marca ya que son mis preferidas Infusion (Icon), Mythic oil (L´Oreal) y Extreme (Redken). Si tu cabello es grueso o muy seco la de Nashi (Landoll) te irá fantástica también.

Espero haberte servido de ayuda, si tienes alguna duda, no te cortes y pregunta.

En próximas ediciones seguiremos hablando acerca del cabello, me gustaría saber qué es lo que más te interesaría leer en ésta sección, así que si tienes alguna sugerencia estaré encantada de recibirla! y si hay materia suficiente para hablar sobre ello haré una publicación a tu petición.
Gracias y hasta pronto!!!!!


sábado, 15 de febrero de 2014

Ay Dios mío que cejas tengo!!! Consigue unas cejas perfectas

Aunque ya sé que lo ideal y lo que más nos gusta es acudir a que una persona especializada nos haga una buena depilación de cejas, son muchas las veces que por motivos ajenos a nuestra voluntad no podemos satisfacer nuestros deseos, y de repente un día te paras frente al espejo y arrrrrggggg!!! 
Ay Dios mío qué cejas tengo!!! 

Espero haber llegado a tiempo y ahorrarte algún agujerillo que otro producido por una depilación socorro en casa...

Y es que gran parte de nuestra expresión facial se la debemos a las cejas, pues según su forma, color y grosor puede transmitir diferentes sensaciones y estados de ánimo. Modificando la forma de las cejas podemos aportar seriedad, alegría, picardía...

Cuánto más oscuro y espeso sea el pelo de la ceja más dureza aporta a la mirada, mientras que por el contrario, cuánto más rubio y fino sea el pelo puede incluso llegar a ser hasta imperceptible. Lo ideal es conseguir un término medio, con un tamaño y espesor adecuados a los rasgos de la cara. El color suele ser un tono un poco más oscuro que el color del cabello.

Lo primero y más importante que necesitas para perfilar tus cejas son unas pinzas que destines única y exclusivamente a éste uso. No está de más que las desinfectes antes con ayuda de un algodón mojado en alcohol. Ahora fíjate en la imagen y sus líneas, marcan los 3 puntos más importantes; el comienzo, el punto más alto y el final.
Puedes guiarte con ayuda de un pincel o palito para simular las líneas sobre tu rostro pues son las que nos marcan donde debe o no haber cabello y delimitan su recorrido.

-Coloca la el pincel de forma que conecte la parte externa de tu nariz y la parte exterior del ojo. Este será el punto máximo, marca  la longitud tu ceja, cualquier vello posterior será depilado.



-Coloca la regla nuevamente entre la nariz y la parte interna de tu ojo. Este será el punto donde debe empezar a nacer tu ceja. Todo lo que esté por delante de esto será depilado.

-Finalmente pasa el pincel entre la parte exterior de tu nariz y el centro del ojo. Éste punto será el más alto y delimita el arco de la ceja.

Aunque la forma de ceja considerada como ideal es la arqueada, cada persona tiene su propia forma... 




En siguientes publicaciones hablaremos sobre correcciones, aunque si la forma de tus cejas te resulta muy complicada lo ideal es que cuentes con un profesional para que te ayude a perfilarlas, y una vez tengan la forma adecuada, sólo es cuestión de mantenerlas!!!

jueves, 23 de enero de 2014

Un Muffin es una magdalena, uh

Un Muffin, un Muffin, un Muffin
Es una magdalena, dalena, dalena, uhhhhh!!! 
Y que co.. es un Cupcakeeeee??

Ahora vuelve a leerlo entonando el estribillo de la canción de Sister Act, I will follow Him... seguro que ahora tiene un poco más de gracia jijijijijiji

Este mes he empezado a cantar en un coro gospel, y es que cada vez que me pongo a ensayar en casa con mis cascos toda concentrada, en el momento cumbre sale mi chico de la nada, con coreografía incluida cantando a grito pelado el estribillo de antes...

Pues bien, he decidido crear éstas palabrasen su honor... ;p

No hay mejor manera para diferenciar una magdalena, de un Muffin y de un Cupcake que centrar tu visión en ellos, pues bien son muy parecidos, pero varía el número de ingredientes y su grado de complicación en la decoración. Generalmente las magdalenas son masa esponjosa, los Muffin son magdalenas con más ingredientes (como fruta) o rellenos de alguna crema. Y los Cupcakes son Muffin decorados por encima, pudiendo así tener infinitas posibilidades según el gusto y esmero de la persona que lo realiza.
En el siguente enlace podéis encontrar un artículo en el que se habla un poco más sobre éstas deliciosisades jijiji

http://m.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/diferencias-entre-una-magdalena-y-un-muffin

Yo no he preparado nunca, es un reto al que me enfrentaré próximamente.... Pero tengo una experta en la familia!!!! Espectácular persona, curranta como ninguna, fantástica madre, especial como amiga, y aún no me preguntes como saca tiempo para manualidades varias, practicar recetas y encima compartirlas con todo aquel al que le pueda interesar en su blog... Y para terminar os dejo la receta de CUP CAKAS de mi prima Karoll-a, a mi me ha encantado y me ha hecho partirme de risa Jijijij 


Cup Cakas




Jajajajajajaja vaya pinta tenía esto antes de 

pasar por el horno... de hay el título de la 

entrada, no son cup cakes, la imagen las 

delata, son cup cakas XD

Ahora que os puedo decir que buenas no, 

buenísimas están!! Si queréis hacerlas los 

ingredientes son:





  • 160 gr de mantequilla
  • 150 gr de chocolate fondant
  • 150 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 50 gr de chocolate en polvo
  • 100 gr de harina
  • medio sobre de levadura
  • 100 gr de almendras
  • 1 cucharada sopera de agua de azahar
  • Para el glaseado: azúcar glas y zumo de naranja

Preparación:
  1. En el microhondas desacer el chocolate junto a la mantequilla
  2. Añadir los huevos uno a uno, y luego la harina mezclada con la levadura y el cacao en polvo. Incorporar después la almendra y por último el agua de azahar.
  3. Rellenar los moldes (no hasta arriba que luego la masa crece) y cocer a 180 ºC unos 25 minutos.
  4. Para el glaseado yo mezclo a ojo azúcar glas con unas gotas de zumo de naranja, hasta que se hace una pasta sin grumos no demasiado líquida.



Hay veces que lo importante de las cosas no es como empiezan, sino como terminan...



jijijiji espero que os haya gustado tanto como a mí, hasta pronto!!!

lunes, 20 de enero de 2014

Un buen comienzo

Hola amig@s, os doy la bienvenida a mi blog 
"Markndo Style by SteffScissors"

Poco a poco, tras pequeñas pinceladas encontraréis un nuevo rincón creativo, dónde me gustaría que disfrutarais conmigo de todo aquello que me hace sentir... volar... soñar... y día a día me ayuda a poder seguir creando.

Para tener un buen comienzo me gustaría compartir este vídeo de Lord Jack Knife, repleto de lo que más me gusta; 
un buen mensaje y personalidad propia 



Nunca lo olvides:
Desayuna, come y cena pensando en lo que quieres hacer!
No pierdas el tiempo escuchando que no va a funcionar,
 porque crees en ti!!
Encuentra la inspiración, dónde otros sólo dificultad!!!